lunes, 29 de noviembre de 2010

el borracho

2 comentarios:

  1. Que gustazo. Te lo cuento aquí no tanto por la imagen en si, lo que me gusta es el conjunto y el placer de pasearme con el por esas ramblas que he visto tantas noches, aunque ahora ya pasó, me quedan en la memoria todas sus continuas sorpresas. Descubrí ayer gracias al blog de Joseba Zabalza la fotografía de Anders Petersen y pensé donde podría haber hecho algo parecido y recordé las ramblas, el café de la opera, la pza real y mas. Así que encontrar este trabajo hoy ha sido un placer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Agustín,
    la fotografía de Anders Petersen la verdad es que tiene un tanto de inquietante y supongo que por eso es tan magnética.
    Las Ramblas son fantásticas y cada vez que me voy a ramblear por ellas rara vez vuelvo a casa con las manos vacías siempre ocurre algo a la altura del lugar, es por eso que inicié este proyecto.
    Celebro que el trabajo te haya acercado un poquito al lugar y quizás te haya hecho sonreir en algún momento.
    ¡Seguiré subiendo imágenes!

    ResponderEliminar